¿Te imaginas poder imprimir tu ropa, tu casa o tus propios órganos?

¿Te imaginas poder imprimir tu ropa, tu casa o incluso tus propios órganos? Ésto, que hace unas décadas parecía un delirio futurista, está cada vez más cerca de ser una realidad gracias a la tecnología de impresión en 3D. Esta tecnología, de algo más de 35 años de edad, es una herramienta con un gran potencial para revolucionar nuestras vidas.