RAMON LÓPEZ DE MÁNTARAS: “La inteligencia artificial aplicada al arte ya es, sin duda, una herramienta potenciadora de las capacidades humanas”

Ramon López de Mántaras, Profesor de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y director del Instituto de Investigación en Inteligencia Artificial (IIIA), es uno de los pioneros en Inteligencia Artificial (AI) de España y uno de los mayores expertos del mundo en el tema. En esta entrevista, nos habla de la IA aplicada al campo del arte y de la posibilidad de que, en un futuro, los ordenadores puedan llegar a ser entes con un alto grado de creatividad.


Ramon López de Mántaras, Profesor de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y director del Instituto de Investigación en Inteligencia Artificial (IIIA), es uno de los pioneros en Inteligencia Artificial (AI) de España y uno de los mayores expertos del mundo en el tema. Su currículum bien lo demuestra: Máster en Ingeniería Informática por la Universidad de California Berkeley, doctor en Física por la Universidad de Toulouse y en Informática por la Universidad Politécnica de Barcelona. Ha sido conferenciante plenario en numerosos congresos internacionales. Miembro del consejo editorial de varias publicaciones internacionales. Miembro de honor de la Asociación Europea para la Inteligencia Artificial (EurAI). Ha recibido, entre otros premios, el Ciudad de Barcelona a la investigación en 1982, el Robert S. Engelmore Memorial de la American Association of Artificial Intelligence (AAAI) en 2011, el premio nacional de la Sociedad Científica Informática de España en 2012, el Distinguished Service Award de la EurAI en 2016 y el Donald E. Walker Award de las Conferencias Conjuntas de Inteligencia Artificial en 2017. Forma parte de distintos paneles de expertos y consejos asesores de instituciones públicas y privadas de Estados Unidos y Europa.

 

Ramon López de Mántaras
Ramon López de Mántaras (foto de @Jordi Cabanas y Biocat)

 

La inteligencia artificial (IA) es aquella área de la informática que estudia el diseño y desarrollo de software capaz de resolver problemas que requieren inteligencia para ser resueltos.
La IA ha revolucionado el proceso creativo en todos los ámbitos del conocimiento humano. Hoy en día, el ordenador no sólo tiene un papel muy relevante en el desarrollo de la actividad científica sino también en actividades artísticas como la música, la pintura o la danza en donde no solo puede actuar como un instrumento, sino que, además, puede producir obras originales de forma autónoma.
Es decir, el ordenador no solo es una herramienta al servicio de la creatividad humana, sino que también puede ser una entidad que exhiba un cierto grado de creatividad. Esta rama de la inteligencia artificial se conoce por el nombre de creatividad computacional.

En esta entrevista, hablamos con Ramon López de Mántaras de la IA aplicada al campo del arte y de la posibilidad de que, en un futuro, los ordenadores puedan llegar a ser entes con un alto grado de creatividad.

A diferencia de la investigación científica, la capacidad artística no es algo sobre lo que se pueda definir una serie de reglas que digan si lo producido está bien o mal; el arte es algo puramente subjetivo. Entonces, ¿es posible crear sistemas computacionales con capacidad artística a partir del método científico?
Si para clasificar como “artista” o “creativo” a un sistema de IA que genera arte le exigimos como requisito indispensable que sea capaz de evaluar el resultado de su creación, entonces, no podemos decir que los sistemas de IA actuales sean ni “artistas” ni “creativos”.

¿Porqué?
Porque los softwares actuales no son conscientes de lo que producen. Y los programadores tampoco sabemos cómo incorporar algún tipo de criterios de manera que ellos puedan evaluar y seleccionar, de todas las obras que van produciendo, aquellas que sean más interesantes. Esto, en el campo de la creatividad computacional, se denomina “el problema de la evaluación de lo creado”; como hacer para que el sistema computacional sea capaz de evaluar lo que genera. Por otro lado, me pregunto hasta qué punto es absolutamente imprescindible exigir a un sistema de IA esta especie de consciencia, o de capacidad para auto-evaluarse.

Aquí, quizás, la pregunta sería, ¿si no hay intención, también es arte?
La intencionalidad puede ayudar a generar una obra con un valor artístico más elevado. Por otro lado, personalmente, pienso que hay muchos seres humanos a quienes les salen cosas artísticas más o menos por casualidad.
También está el tema de los prejuicios debidos a nuestro antropocentrismo; estamos demasiado sesgados o centrados en la capacidad humana para hacer las cosas. Hay mucha gente que cuando se enteran de que detrás de algo hay una máquina en lugar de un humano lo descalifican automáticamente. Se han hecho estudios de este fenómeno. Por ejemplo, The Painting Fool es un sistema de IA diseñado por un compañero muy amigo mío llamado Simon Colton que es profesor de inteligencia artificial aplicada al arte del Goldsmith College, University of London. The Painting Fool es un sistema que genera cuadros impresionantes. Una vez hicieron un estudio que consistía en enseñar láminas hechas por este sistema a gente de la calle sin decirles que habían sido generadas por una máquina. Hubo personas a quienes las obras les gustaron y, inicialmente, las calificaron de artísticas, pero en el momento que fueron informados de que habían sido generadas por una máquina cambiaron completamente de opinión y ya no las consideraron arte. Eso es de una incoherencia absoluta.

¿Qué otras diferencias hay entre la creatividad humana y la creatividad computacional actual?
Otra diferencia muy clara es que los sistemas de IA actuales no son capaces de romper las reglas bajo las que operan. Cuando se programa un sistema para que haga algo, lo que se hace es que sigan unas reglas específicas dentro de un contexto más o menos limitado.

¿Nos puede poner un ejemplo?
Un buen ejemplo son los programas capaces de generar composiciones de un estilo musical concreto. Estos sistemas se programan de manera que respeten reglas musicales, como por ejemplo, las reglas de armonía de la música. Otro ejemplo son las reglas de tonalidad de la música tonal que consisten en que cada composición musical debe tener un tono central alrededor del cual se organicen, de una forma jerárquica determinada, todas las notas musicales. Una vez hemos dotado al sistema de IA del conjunto de reglas que nos interesan, éste será capaz de generar un gran número de composiciones, algunas de ellas absolutamente originales y extraordinarias que incluso difícilmente hubieran podido ser creadas por un músico. Sin embargo, todas estas composiciones respetarán siempre las reglas existentes correspondientes a un estilo musical dado, es decir, nunca las van a transgredir. En otras palabras, jamás inventarán un estilo musical nuevo. Por el contrario, la creatividad humana sí puede romper reglas y crear algo totalmente nuevo. Por ejemplo, siguiendo con el caso de la tonalidad, hubo un músico muy conocido, Arnold Schoenberg, que inventó la música dodecafónica o música atonal (música “sin tonalidad central”). Con la transgresión de la regla de la tonalidad, Shoenberg creó un nuevo estilo musical.

¿Cree que en el futuro la IA podrá ser capaz de romper reglas?
No lo descarto. Tampoco lo puedo afirmar rotundamente pero no veo imposible que, en un futuro, se llegue a inventar algún tipo de algoritmo que permita dotar a un sistema de IA con capacidad de abstracción que le permita transgredir las reglas que se le hayan dado previamente. Hoy por hoy, y a corto plazo, no es posible.
Pero bueno, pienso que estamos exigiendo a las máquinas mucho más de lo que somos capaces de hacer las personas. No sé si esto es justo… ¿Cuantos artistas son realmente rompedores en sus disciplinas? Muy, muy pocos. Los puedes contar con los dedos de las manos.

En el hipotético caso de que un sistema de IA pudiera llegar algún día a ser genial a nivel creativo, en el sentido de romper reglas, ¿quería decir eso que también podría llegar a transgredir normas en otras áreas como la ética o la moral?
Una cosa no tiene por qué llevar a la otra. Piensa que programar un ordenador para que sea capaz de saltarse las reglas de un estilo musical no tiene por qué seguir la misma lógica o procedimiento que hacer que un sistema pueda romper normas de tipo ético o moral. Aquí la clave reside en la intencionalidad y la responsabilidad de los diseñadores informáticos que desarrollen el programa. Que un ordenador pueda saltarse las normas, o no, siempre va a depender de sus diseñadores. En el campo del arte, que una máquina pueda romper normas no es preocupante pero en otras áreas es fundamental asegurarnos de que no podrán hacerlo bajo ningún concepto. Por ejemplo, en el hipotético caso de que en un futuro lejano podamos tener un robot antropomórfico que nos haga las tareas domésticas; en este caso, el robot estará programado para que haya unas determinadas normas que nunca pueda saltarse; normas blindadas. Las famosas tres leyes de la robótica de Isaac Asimov, y sus extensiones, irían en esta línea.

La creatividad artística es básicamente una capacidad humana, no hay ningún otro ser vivo que tenga esta capacidad, al menos a los niveles que la tenemos los humanos. ¿Si en un futuro se lograra desarrollar softwares creativos con criterio propio para evaluar sus obras, equivaldría eso a elevar la IA al mismo nivel que la inteligencia humana?
No, no se puede hacer esa extrapolación. Las IA’s que tenemos hoy en día son específicas. Son sistemas que saben hacer muy bien una sola cosa. El sistema de IA que diseñas y programas para que haga música, este mismo software, sólo sirve para hacer eso. Deberías cambiarlo completamente y reprogramarlo desde cero para que pudiera hacer otra cosa que no fuera componer música; aunque también se tratara de otra actividad artística. El sistema que sabe jugar muy bien al ajedrez no sabe jugar a las damas, aunque éste sea un juego más sencillo que el ajedrez y se juegue en el mismo tablero. La IA que sabe jugar al ajedrez no tiene ni la más mínima idea de jugar a las damas. Son softwares diferentes que corresponden a algoritmos distintos por lo que cuando está funcionando uno no está funcionando el otro. Esto en humanos no pasa. El cerebro humano es versátil; puede hacer más de una cosa a la vez, aunque no necesariamente todas de manera magistral.

A partir del estudio de la IA uno se da cuenta de lo espectacular y maravilloso que es el cerebro humano.
Sí. ¡Todavía desconocemos tantas cosas del cerebro humano! Por otro lado, la IA y la inteligencia humana tienen muy poco que ver la una con la otra. Son dos tipos de inteligencia diferentes, separadas, ajenas la una de la otra. Yo intento aclararlo siempre que puedo en mis entrevistas, en mis conferencias, etc. El error típico es pensar que estamos hablando del mismo tipo de inteligencia.

¿La creatividad computacional nos obliga a redefinir el concepto de arte?
Yo pienso que sí. Una forma de verlo que a mi me gusta mucho es considerar la IA aplicada al arte como una especie de socio del creador humano. Un socio que puede mostrar al artista cosas que a él no se le hubieran ocurrido. Un ejemplo muy claro es en el caso de la danza. Hay distintos softwares muy útiles para los coreógrafos que son capaces de generar movimientos para un cierto número de bailarines. Son como unos avatares que aparecen en la pantalla y hacen movimientos y se mueven de manera coordinada proporcionando así ideas al coreógrafo humano a la hora de crear una coreografía. No sé si fue Martha Graham o Merce Cunningham quien, ya hace tiempo, dijo que se veía incapaz de hacer coreografías sin la ayuda del ordenador. Este es un claro ejemplo de que la IA aplicada al arte ya es sin duda una herramienta potenciadora de las capacidades humanas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s